martes, 13 de mayo de 2008

DISFAM consigue que en Baleares tengan en cuenta las dificultades de los disléxicos en las pruebas de acceso a los Ciclos Formativos


Hoy nos llegan dos buenas noticias para la comunidad disléxica en edad escolar. Y aunque vienen de otras comunidades autónomas, es importante tomar nota de la iniciativa para poder conseguir que se unifiquen los criterios en todo el territorio español. Una nos llega de Baleares y otra de Cataluña
Desde la Comunidad Balear, Disfam nos hace llegar un documento que, desde la Consejería de Educación y Cultura del Gobierno Balear, se ha remitido a los todos los centros autorizados para realizar las pruebas de acceso a los ciclos formativos de grado medio y superior de formación profesional y que tienen matriculados alumnos con dificultades específicas de aprendizaje (dislexia, disortografía, disgrafía y discalculia).

El documento nace de la iniciativa de Disfam (Dislexia y Familia), que se reunió con el Director General de Formación Profesional del Gobierno Balear, para para entre otras cosas, dar a conocer la situación del alumnado con dislexia y de las necesidades que presentan, además de solicitarle una adaptación curricular no significativa durante las pruebas y su proceso de formación.

El citado documento da una serie de pautas y orientaciones a tener en cuenta en la realización de las pruebas, como: permitir que el alumno lea en voz alta los textos; clarificar al alumno las preguntas del exámen que no queden claras;que se le lean a alumno los textos; revisar y comprobar al final del examen que si deja una pregunta en blanco es porque no la sabe y no porque se le ha olvidado responder; evaluar más el contenido que la forma y la estructura; no tener en cuenta las faltas de ortografía; y dar la oportunidad de realizar alguna prueba oral.
Recientemente, se han realizado las pruebas, y han sido muchos los alumnos diagnosticados con "dificultades específicas de aprendizaje" en Baleares que se han podido beneficiar de ésta medida, y que se convierte un referente a tener en cuenta.
Por otra parte, hoy publica el diario "La Vanguadia" de Barcelona el artículo titulado "Selectividad más apta para hiperactivos", donde afirma que este año, las pruebas de acceso a la Universidad (PAU) recogen condiciones especiales a 18 alumnos disléxicos y a dos con TDHA, aunque las medidas aún están lejos de lo que piden las familias afectadas. De todas formas, y según se desprende del artículo, las mejoras van encaminadas a los TDHA (a pesar de ser minoría) que a los disléxicos, que como dice el artículo, se presentan 18 diagnósticados. Las mejoras están destinadas más a las condiciones en las que se realizan las pruebas, es decir, el aula, que a los contenidos de las mimas.
Todavía es un grano de arena en el desierto. A las Asociaciones nos queda mucho camino por andar. Pero es indiscutible que tenemos que hacer valer los artículos 71 y 72 de la LOE (Ley Orgánica de Educación) que hacen referencia a los principios de atención al alumnado con dificultades específicas de aprendizaje (art. 71) y que dispone que las Administraciones Educativas dotarán a los centros de los recursos necesarios y las adaptaciones pertinentes para llevarlas a término (art.72).