jueves, 9 de octubre de 2008

Dislexia, testimonio de un joven de 18 años


A continuación, reproducimos un testimonio personal, la carta que nos hizo llegar un joven de 18 años que, recién diagnosticada su dislexia, comienza a comprender lo que le ha venido pasando.
Enhorabuena, Antonio, eres un ejemplo de superación personal, que a pesar de las trabas que te han puesto algunos profesores y el sistema educativo, no has tirado la toalla y has salido adelante.
Este testimonio no es una historia aislada, es la que viven a diario montones de niños y niñas, de jóvenes y adultos que tienen que luchar contra un sistema que no les quiere entender.

Hola,

Me llamo Antonio, tengo 18 años (diagnosticada la dislexia hace 9 meses) esto me resulta un poco difícil pero espero que ayude a personas en una situación similar a la mía :-). Desde quinto de primaria empecé a darme cuenta que algo me pasaba, pues mis amigos del cole podían ir al parque mientras yo me tenia que quedar con los deberes y clases particulares, pero eso no era lo peor, pues yo llegaba a clase y el profesor aprovechaba a sabiendas de mis "bloqueos en publico", mi timidez y mi poco inglés y se dedicaba a preguntarme, para ponerme en vergüenza delante de toda la clase y así "demostrarme que no valía para estudiar", este es el apoyo que tuve por parte de mi profesor.

Tras esto mis padres decidieron cambiarme de colegio, pues yo no me sentía muy cómodo con mi profesor, durante este periodo daba clases con una logopeda, mi problema era mi lentitud en algunos aspectos del aprendizaje. En el nuevo colegio empezaron a funcionar las cosas de otra forma, pero aun esforzándome al 100% mis notas eran raspadas, todo cincos y seises, yo bajé a la orientación del centro y dijeron tras un estudio que tenia déficit de memoria y comprensión lectora y me mandaron libros de trabajo durante la ESO. pero llegue al bachiller...nueva forma de afrontar los estudios ya sin ayuda de una logopeda pero con la ayuda de una academia de apoyo en este curso lo "pasé" con mucho esfuerzo y muchas horas de estudio entre el colegio de (8.00 a 14.00) y la academia de (16.00 a 20.00), esto supuso un gran cansancio por mi parte.

Fui de nuevo a la orientación del centro y me decían que ya tenia un diagnostico, que lo único que me pasaba era que mi organización y aprovechamiento de horas de estudio era malo y me iba tan convencido de eso que, cuando llegaba a casa le dedicaba una o dos horas más de estudio con los mismos resultados, pero aprobé y como, con recompensa todo parece mas fácil, el esfuerzo había merecido la pena...pero llego segundo de bachiller y en el primer trimestre me quedaron 6 asignaturas de 7, con un gran estudio a la espalda, mi moral bajo como una montaña rusa, pues me quedaron todo con cuatros y los profesores se excusaron en mi "poco trabajo", tras esto no quería salir con mis compañeros del colegio, no quería comer, no quería estudiar, lo único que quería hacer, era estar tumbado en mi cama todo el día.

Para mi familia era un golpe enorme pues verme así les llevo a moverse y ir a la doctora Valdés (psiquiatra y psicoterapeuta) que me derivó a descubrir esta Asociación y a una evaluación en el cedop lo cual fue la respuesta a mis preguntas interiores de porque estudiando mucho mas que los demás sacaba mucho menos ...me diagnosticaron una dislexia como era de esperar. Tras esto se lo comunicamos al colegio, sin ayuda de nadie recuperé cuatro asignaturas, el colegio decidió pensarse la ayuda, pero tras dos meses y la evaluación final a la vista decidimos ir a hablar con la tutora, la cual se ofreció para ayudarme pero por negación de la dirección del colegio no pudo hacer nada...el colegio me negó la ayuda rotundamente, empezó un calvario personal pues iba a tener una segunda evaluación igual a la primera y pasó, pero encontré un resquicio de luz entre las nubes (Ábaco Logopedia tlf:913662906) con dos chicas maravillosas que me ayudaron en todo lo posible, una psicopedagoga Sara, con la cual empecé a tratar todo mi bloqueo y el curso; y Sandra, me ayudó a abrirme y aceptar mi dislexia. A partir de aquí con la ayuda de este centro y el apoyo de mi familia y Dislexia sin Barreras, salí a adelante, en junio me quedaron 3 y las he aprobado en septiembre y acabo de entrar en un módulo de grado superior llamado tafad...y ahora empieza mi vida de verdad :-).

Quiero dar las gracias a mi familia,a mis amigos, a mis tutoras de primero y segundo de bachiller, a mi profesora de biología, de nuevo a "Ábaco logopedia", a la doctora Valdés y como no a la Asociación por el interés y ayuda mostrados.

Gracias a todos y espero que le sirva a alguien.

4 comentarios:

Ana P G dijo...

Hola Antonio:

Tu testimonio es un canto a la esperanza y como madre de un niño con dislexia, quiero agradecerte tus palabras, ya que escribes lo que los más pequeños aún no son capaces de expresar, aunque sí de sentir.

Ya ves, la voluntad mueve montañas.

Te deseo MUCHÍSIMA FUERZA para seguir adelante, porque con tu espíritu luchador seguro que consigues lo que te propongas.

santi dijo...

Muchas gracias por esas palabras que nos pones, soy padre de un niño de 10 años que le han diasnosticado dislexia hace 2 meses, el problema empezo hace 1 año en 4 de primaria los profesores no lo aguantaban, casi todos los dias un parte por falta de atención en clase y de poco trabajo bueno, desde entonces lo tengo en clases particulares despues del colegio y nada le he llevado a una logopeda y parece que va mejor pere digo una cosa mi hijo no va mejor en el colegio porque los profesores no estan preparado para afrontar estas situaciones lo unico que quieren es pasar temas y no se preocupa de si los alumnos han aprendido la lección o no, es mejor poner un parte que pararse a pensar en decir que te pasa chaval ¿tienes algun problema?, luego todos los dias voy al colegio a ver que tal le ha ido el dia y me dicen los profesores que es muy malo muy inquieto y que no trabaja nada le han creado un perfil que no hay quien se lo quite y la verdad estan muy equivocado es un chaval con un corazon de oro y con un problema que los profesores no saben afrontar ni entender.Por eso me siento identificado en nombre de mi hijo con esas palabras que has escrito te doy las gracias y fuerza para conseguir todo lo que te propongas en la vida.

Monica dijo...

Hola, soy Monica de 26 años,
Primero de todo daros las gracias por vuestros testimonios, ya que son de una gran ayuda.
El motivo de mi consulta, es recibir un poco de orientacion para saber como llebar lo mejor posible esta nueva situacion para mi familia:
A mi hermano que actualmente tiene 18 años, le diagnosticaron hace escasamente 2 años dislexia.
Siempre, es cierto, ha tenido pasotismo, vaguez y desmotivacion en el ambito de los estudios, pero siempre se penso que era eso, un pasotilla que no le gustaba estudiar.
Con 16 años y despues de repetir varios cursos, un profesor sugirio la necesidad de cierta ayuda psico-pedagogica y asi lo hicimos.
Se sacó la E.S.O "rascando" el aprobado y con ayuda de los profesores, pero su interes por las habilidades manuales ( que es cierto que han destacado en él desde pequeñito)le hicieron continuar sus estudios en un modulo de grado medio.
Al mismo tiempo que empezaba el modulo, inició un "cursillo" especilizado en tecnicas para dislexicos, que le ayudarian y motibarian en su vida academica.
Sorprendentemente empezó a sacar 7,8,9 y algun 10!!! Pero nos cuestionabamos si era gracias al "cursillo" de ayuda o que realmente ahora estaba estudiando algo que le gustaba y queria hacer, nada obligatorio!
No hace mucho, despues de una discusion tonta con él, explotó a llorar conmigo diciendo palabras tan duras como que se sentia un "dislexico de mierda" que en aquel cursillo se sentia un tonto y que queria ser "normal" que le habian dicho "que el que nace dislexio, se muere dislexico" y que tenia miedo de que eso fuera un impedimento para su vida el dia de mañana!
Como hermana, y siendo mi hermano lo que mas quiero en esta vida, justo en ese momento, despues de nunca haber hablado con él de este tema, ví realmente que se le habia creado un gran complejo que habia tenido mucho tiempo callado.
Por nada del mundo quiero que esto le condicione en su rutina y que se sienta asi de mal. Debe seguir llendo al cursillo? Yo creo que si, pero él hay dias que no quiere ir.
Solo os pido consejo para saber como puedo ayudarle y superar ese complejo.
Muchisimas gracias!

antonio_ozu90 dijo...

Hola, muchas gracias por los mensajes de apoyo. Monica espero que todo haya salido bien y que tu hermano este mejor ;). Quiero comentaros justo despues de un año de haber echo esa publicación estoy mejor que nunca!! he pasado primero de TAFAD (tecnico en actividades fisicas y deportivas ) y estoy ahora comenzando el segundo curso con nuevas ilusiones...por fin estoy disfrutando de los estudios, de los amigos, salir con la gente de fiesta....cosas que como comente no podia hacer....y que pase lo que pase se consigue!!serguir hacia delante!.Para los padres que tengan hijos dislexicos que sigan luchando!! cuesta pero al final llega la recompensa!!

un saludo,muchas gracias por todo y animo a los chavalines que sean dislexicos que con esfuerzo se consigue todo!.