viernes, 26 de octubre de 2007

Discurso del Presidente de la FEDIS en el Parlamento Europeo


Señoras y Señores eurodiputados:

Agradecer en nombre de todas las asociaciones que represento, como
presidente de la Federación Española de Dislexia, la sensibilidad que han
demostrando con sus firmas y el que se nos hayan invitado a compartir con
todos ustedes la situación actual de las personas con dislexia en España.
Día a día, sufrimos la desinformación y la falta de sensibilización de la
sociedad, debido al desconocimiento de lo que significa padecer dislexia.

Nuestros orígenes se remontan al año 2001 en Mallorca, donde tres familias
fundaron una asociación. Posteriormente, ayudamos a la creación de otras
asociaciones en el territorio español, formando una federación así con 7
asociaciones que atienden a casi 1000 familias.
La falta de legislación que amparase a estas personas y el que la dislexia no
fuera detectada en las escuelas, ha eliminado cualquier posibilidad de que
existan estadísticas de afectados en nuestro país.
Ante esta indefensión, nos planteamos como objetivo principal trabajar para
conseguir una Ley Educativa, que respetara esta forma diferente de aprendizaje.
Nuestra lucha, dio resultados, el año pasado cuando salió a la luz la nueva Ley
Orgánica de Educación, la cual contemplaba por vez primera, al alumnado con
dificultades específicas de aprendizaje.
La dislexia no es solo un problema para leer o escribir, la dislexia es mucho
más… El 90% de los niños con dislexia sufren graves trastornos emocionales
como la ansiedad, stress, trastornos del sueño, de la alimentación, depresión
etc.
Nosotros así lo entendemos y con esta energía que nos contagian muchos de
estos niños, que han podido sobrevivir a un sistema educativo que no les ha
tenido en cuenta, queremos continuar luchando, y por eso estamos hoy aquí,
para decirles y compartir con todos ustedes, que hay una realidad, que todos los países tienen que asumir…

nuestras autoridades competentes en el área educativa, no pueden continuar hablando del fracaso escolar sin contemplar los trastornos de aprendizaje. tenemos una ley demasiado reciente que no está siendo desarrollada en nuestras autonomías.
desde la federación, exigimos a nuestros políticos, que pongan en
marcha una verdadera campaña de sensibilización, una campaña que venga apoyada por los medios de comunicación, por las distintas administraciones, y que se arbitren mecanismos como la
puesta en marcha de protocolos de detección y de actuación en
todos los centros educativos, de todos los países que forman la
unión europea, para buscar soluciones reales a todos estos niños y adultos inteligentes, pero que en demasiadas ocasiones han sido catalogados de vagos, inmaduros o malos estudiantes,
abocándoles a ser fracaso escolar, cuando quien está fracasando en demasiadas ocasiones, es el propio sistema educativo, y no ellos!!! .

Nuestro mensaje es claro y positivo: poner en marcha políticas educativas que
defiendan los derechos de los alumnos que padecen dislexia, dispraxia,
discalculia y otras dis. Seamos hoy y ahora, sensibles y responsables actuando
en consecuencia con esta demanda invisible, que no ha dejado de estar
presente, gracias al coraje de muchos padres y madres que no han querido
rendirse.
Por último, agradecer el compromiso de la Universidad y reciente de la
Consellería de Educación de las Islas Baleares, por iniciar las gestiones
necesarias, para que los protocolos de detección e intervención (solicitado
también por el Ministerio de Educación de nuestro país) para éste tipo de
alumnado, sean posibles, y del que estoy seguro, muchas comunidades
autónomas de mi país, tomarán ejemplo y convertirán así, el día a día de estos
chicos y chicas, en un gran éxito escolar.
Muchas Gracias.

2 comentarios:

Ines dijo...

Muchas Gracias.. aunque no os lo creais, estoy llorando .. me ha emocionado muchisimo leer el discurso (breve por el tiempo que os daban, pero intenso en lo que sentimos los padres afectados solo eso MUCHAS GRACIAS.

MAR dijo...

GRACIAS POR VUESTRO CORAJE. YO QUE ME SIENTO, TAN SOLA EN LA LUCHA DEL DIA A DIA, NO SABEIS LO QUE ME ANIMA VER QUE HAY ESPERANZA PARA NUESTROS HIJOS. UN ABRAZO.